martes, 14 de mayo de 2013

Assessment for Learning: practice

La tabla presenta dos tipos de cómo evaluar en una clase MFL, dicha comparación es la siguiente:

En la primera fase, en la clase A, el profesor comienza una nueva lección. El o ella explican el contenido. Sin embargo en la clase B, el profesor comienza la lección con una lluvia de ideas sobre el tema. El profesor expresa claramente los objetivos de aprendizaje de la lección y dar a los estudiantes tareas relacionadas con el tema.

La diferencia clara es que en la clase A, el contenido es impartido por el profesor o profesora, sin ninguna participación de los alumnos, y en la clase B, el contenido es expuesto previamente a los alumnos, lo que les permite participar sobre el conocimiento que tienen estos sobre el tema a tratar. Los alumnos aprenderán mejor el contenido porque el profesor ha explicado los objetivos de la lección, es decir, que es lo que deben de aprender, y luego plasmarlo en las actividades planteadas por el profesor o profesora.

En la segunda fase, la clase A, los alumnos se colocan por parejas, trabajan juntos y revisan las tareas. En todas las sesiones, el profesor anda alrededor de la clase y observa a los estudiantes y  mira lo que están haciendo. Los estudiantes tienen un blog de evaluación general que normalmente les motiva con sus logros. En la clase B, se colocan en grupos de tres y trabajan siempre y revisan las tareas y son auto monitores. El profesor a menudo da buenos y claros ejemplos de las calificaciones día tras día. El o ella guían la mejora. Los estudiantes tienen un cuaderno de valoración donde marcan con regularidad los logros y fijan los objetivos.

En esta fase no hay una clara diferencia entre las lados clases, quizás en el primer punto, la clase B al organizarse en grupos de tres crean más opiniones y fomenta la comunicación entre los compañeros. En el segundo punto, en la clase A, el profesor actúa de guía dejando a los alumnos que adquieran el conocimiento por ellos mismos, y el clase B en profesor participa en el trabajo de sus alumnos para establecer la clasificación diaria de cada uno de los alumnos. En el último punto, en ambas clases los alumnos tienen un documento que plasma sus logros, pero en la clase B los alumnos reflejan también los objetivos que deben de alcanzar.

En la tercera fase, hay una clara diferencia entre ambas clases. En la clase A, para evaluar a los alumnos el profesor establece la realización de un examen, y en la clase B es totalmente distinto, los alumnos presentas las tareas al resto de sus compañeros, el profesor y los estudiantes son los que evalúan las tareas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada